Tecnología, nueva ruta del turismo

Tecnología, nueva ruta del turismo

El sector contribuirá con 11,5% al PIB global y creará 421 millones de empleos a nivel mundial; es decir, uno de cada cuatro nuevos trabajos.

En los últimos años, los pronósticos que se han hecho sobre el comportamiento creciente del turismo mundial han sido muy atinados. Cada año más turistas pasan por los aeropuertos, se alojan en hoteles y hacen millonarios consumos en restaurantes, bares o en rutas turísticas.

Sin embargo, un fenómeno está disparando los pronósticos frente a lo que será el turismo del futuro: la tecnología. Así quedó confirmado durante la XIX Cumbre Global del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por su sigla en inglés), que se realizó a comienzos de abril en España.

En este escenario, la presidente del gremio, Gloria Guevara, hizo una predicción que alienta las expectativas del sector de viajes y turismo en el mundo: la tecnología creará una verdadera revolución que llevará al sector de viajes a un nivel de experiencia superior.

Suena futurista, pero también muy sugestivo. “En muy poco tiempo partiremos desde el aeropuerto hasta nuestro hotel en un taxi sin conductor, con un dron dejando caer nuestro equipaje con antelación. La realidad virtual mejorará las experiencias turísticas en los sitios históricos, al transportar a los visitantes en el tiempo, y la interpretación del idioma en vivo significará que nada se perderá en la traducción” asegura Guevara.

No son los únicos cambios que anticipa. “El análisis de datos ayudará a administrar los flujos de personas, convirtiendo la sobrepoblación en un flashback, y las comunidades locales vivirán de viajes y turismo mientras nos ayudan a proteger los activos naturales y culturales”, señala. Esta visión la comparten muchos de los empresarios que hacen parte del sector y que junto a expertos prevén que el desempeño de la economía global, así como el de varias economías emergentes, serán los protagonistas de esta nueva dinámica.

Mientras en 2018 la economía mundial creció 3,2 %, el sector de turismo y viajes tuvo un incremento de 3,9 %, al contribuir con una cifra récord de US$8,8 billones.

Este balance positivo no es nuevo para el sector, pues el dato ha sido superior a la tasa de incremento del PIB mundial durante ocho años seguidos, de acuerdo con el informe anual sobre el impacto económico y la importancia social del sector, elaborado por el WTTC en conjunto con Oxford Economics.

El mismo informe reveló que genera 319 millones de empleos en todo el mundoy, además, es responsable de 1 de cada 5 nuevos empleos creados en el planeta en los últimos cinco años.

También es el segundo sector de mayor crecimiento por encima del cuidado de la salud, que creció 3,1%. Solo estuvo detrás de las manufacturas, que se expandió 4%. Estas cifras confirman que el futuro del turismo “es realmente el mejor socio para que los gobiernos generen crecimiento económico, creen empleos y reduzcan la pobreza”, dice Guevara.

Con este panorama alentador que dejó 2018, el Consejo Mundial identificó tres retos claves para la industria: la seguridad y facilidad migratoria, el manejo de crisis de los sectores privados y públicos y el crecimiento sostenible y sustentable.

Buenos vientos

Según la Organización Mundial de Turismo, en 2018 hubo 1.400 millones de viajeros por todo el mundo y para 2035 se espera un aumento de 43%, es decir, más de 2.000 millones de personas.

Para el Consejo Mundial es un hecho que los aeropuertos no van a crecer 100%, por eso “es indispensable el manejo de la tecnología. Conectarse con el sector privado para ofrecer una experiencia sin fricciones, lo cual se puede hacer implementando la biometría”.

Uno de los retos más importantes es que el proceso de migración de salida se elimine. Estados Unidos ya está transformando toda la experiencia del viajero. Allí, la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) está utilizando tecnología biométrica. El proceso de verificación de reconocimiento facial lleva menos de dos segundos, con una tasa de coincidencia de 90%. El nuevo proceso de llegada simplificado aumentó la seguridad.

Kevin McAleenan, comisionado de CBP, dice que hay aerolíneas que calculan que serán 400 pasajeros más embarcados en 20 y 25 minutos, muchos más que usando el pasaporte y la tarjeta física, con menos tiempos de espera, “pero también con una facturación más segura, porque la llegada simplificada elimina la burocracia, facilita las conexiones entre vuelos y lo hace más fluido”.

El presidente de WTTC, y presidente y director ejecutivo de Hilton, Chris Nassetta, advierte que en un futuro cercano los viajeros comenzarán a ver tecnologías biométricas que mejorarán muchos elementos de su viaje de principio a fin. “Gracias al apoyo de nuestros socios en todo el mundo, WTTC está ayudando a crear experiencias sin problemas para los viajeros, fomentando el crecimiento sostenible de los viajes y el turismo”.

Se estima que en la próxima década el sector generará 100 millones de empleos.Así, se espera que para 2029 contribuya en 11.5% al PIB global. Pero para lograrlo tendrá que ponerse al día y enfrentar los desafíos del mundo contemporáneo.

fuente:

Share this post


Translate »