Los datos que nos han revelado los delfines tras seguirlos por los ríos de Suramérica

Los datos que nos han revelado los delfines tras seguirlos por los ríos de Suramérica

Desde 2017, cinco organizaciones ambientalistas monitorean por satélite a 29 individuos que habitan las aguas dulces de Bolivia, Brasil, Colombia y Perú. Este jueves, en honor al Día Mundial de los Delfines de Río, publicaron sus principales resultados.

Pescadores locales devuelven el delfín del río al río Tapajós. © Adriano Gambarini / WWF-

Brasil.Mientras se desplazan, mientras comen, mientras se reproducen, mientras viven, 29 delfines de río son monitoreados a través detransmisores de satelite desde hace tres años. Todos pertenecen a las especies Inia geoffrensis, conocido como delfín rosado, e Inia boliviensis o bufeo boliviano y habitan, desconociendo las fronteras entre países, por las aguas de Bolivia, Brasil, Colombia y Perú. Cada uno de sus movimientos ha sido estudiado por un grupo de científicos unidos en laIniciativa de Delfines de Río de Suramérica (SARDI, por sus siglas en inglés). Este jueves, en honor al Día Mundial de estos animales, han publicado lo que los cétaceos les han revelado. 

Equipo de veterinarios en el proceso de marcaje de los delfines de río en Bolivia. Ellos fueron muy amables y tiernos con los animales durante el examen y el procedimiento de marcaje. Jaime Rojo/WWF-US

Más de 140 hidroeléctricas y la próxima construcción de unas 160 más en la Amazonia amenazan a los delfines

 Para producir energía con agua primero hay que cercarla. Al represarla, los torrentes pierden su flujo natural y ese cambio repercute, de ahí en adelante, en todos los habitantes del ecosistema. Uno de los más afectados son los delfines porque estas construcciones aíslan sus poblaciones, desconectándolos de los cauces principales por los que viajan y, peor aún, interrumpiendo la migración de los peces que son su alimento. Un total de 140 hidroeléctricas ubicadas por las cuencas del Orinoco y la Amazonia están impactando a estos individuos, sin contar que a veces sus juveniles o huevos terminan muriendo a causa de las turbinas de las hidroeléctricas.

Todos los delfines seguidos llevan mercurio en sus tejidos 

Antes de insertarles a los 29 delfines el transmisor satelital, los científicos de organizaciones Faunagua, Fundación Omacha, Mamirauá, Prodelphinus y WWF revisan cómo están. Esto significa recoger muestras de sus tejidos, pesarlos, identificar si es macho o hembra, si presenta cortes o patologías y si es un adulto o un juvenil. Gracias a esa información y al análisis posterior de pruebas, los expertos sostienen que “el 100% de las muestras de músculo analizadas presentan altos contenidos de mercurio”. Es apenas lógico, este metal abunda en las aguas debido a que se utiliza para la extracción de oro y para incinerar el bosque nativo. Las plantas, los peces y el aire también están contaminados. 

Detalle de un delfín de río en el río Tapajós, en Brasil. Adriano Gambarini / WWF-Brasil

fuente:

Share this post


Translate »