La apuesta de Banco Santander UK por la “economía circular”

La apuesta de Banco Santander UK por la “economía circular”

El Santander UK premia un proyecto de tratamiento modular de aguas residuales y generación de biogás y otro de desarrollo de materiales a partir de la piel de las patatas

No se puede decir que Thomas Fudge no esté recibiendo apoyos para convertir en realidad su proyecto emprendedor. El último reconocimiento, al menos hasta el momento, ha sido el de co-ganador de los Santander University Entrepeneurship Awards que, desde 2011, el ‘brazo’ universitario de la entidad financiera en Reino Unido concede a los mejores proyectos salidos del ámbito universitario británico. Pero también ha sido reconocido por Shell Smarter Future, Nacue, Climate Launchpad y los UK Energy Innovation Awards.

No obstante, si se profundiza en lo que Fudge (investigador doctor de la Brunel University London) y los también co-fundadores de WASE Technology Llyr Williams y William Gambier han puesto en marcha se puede comprender perfectamente la coincidencia de galardones. Porque WASE ha creado un sistema de tratamiento modular que convierte las aguas residuales en aguas limpias para riego, recuperando los nutrientes que se pueden utilizar como fertilizantes y generando biogás para cocinar y como electricidad. Cada módulo puede tratar 1.000 litros de agua sucia al día y generar 1,7 veces más energía. En el vídeo Fudge explica el proyecto.

banco santander uk
La apuesta de Banco Santander en el Reino Unido por la “economía circular”

En el mundo hay actualmente 2.300 millones de personas que viven sin un sistema adecuado de tratamiento de aguas. Y esto, aparte de las malas condiciones de vida a las que las somete, tiene un coste que los promotores de esta idea cifran 189.000 millones de euros anuales.

La página web de WASE arranca con una frase que define a la perfección el alcance de la tecnología que han desarrollado: “Porque todos merecemos acceso a agua limpia y la dignidad de un cuarto de baño”. Entre las aplicaciones inminentes se encuentra la puesta en marcha de un programa piloto en Italia y la instalación en Kenia y Benin, así como en zonas rurales de la India (Community Biogas Project) y en el campo de refugiados de Bidi Bidi (Uganda). También trabajan en un proyecto de construcción escalable de edificios sostenibles y autosuficientes, reduciendo la huella de carbono.

El Santander University Entrepeneurship Award recibido se traduce en 25.000 libras esterlinas (28.000 euros) en concepto de ‘capital semilla’ y la mentoría de expertos empresariales, entre otras ventajas.

El de WASE es un caso de libro de lo que se conoce por ‘economía circular’, que se ha convertido en el ‘leitmotiv’ de los premios concedidos en la presente edición. Porque el otro proyecto de emprendimiento ganador ha sido el de Chip[s] Board y Rowan Minkley, CEO y co-fundador de la compañía (los otros son Robert Nicoll y Greg Cooper), dice en la página web que “la economía circular debería ser el punto de partida para el diseño de nuevos productos y materiales”. Ellos han creado un nuevo material sustitutivo de la madera, a partir de la piel de las patatas, que se puede utilizar en muchas industrias, como la de moda, el mobiliario y el diseño de interiores.

Como en el caso de WASE, el de Santander Universities no ha sido el único reconocimiento conseguido por Chip[s] Board. Tres días después, la Royal Academy of Engineering Enterprise Hub Launchpad designó a Rowan Minkley, de la Kingston University, como el ingeniero emprendedor joven más prometedor de Reino Unido.

La presidenta de Santander, Ana Botín, no quiso perderse la ceremonia de entrega de los Santander University Entrepeneurship Awards, donde tuvo ocasión de re-encontrarse con los ganadores de ediciones anteriores.

Porque la apuesta por el emprendimiento y, en esta ocasión, por la economía circular de Santander Universities UK no es algo nuevo ni se limita a estos premios. De hecho, este año se han puesto en marcha otras dos iniciativas con las que ampliar la colaboración con las 85 universidades británicas. La primera es el Enterprise and Entrepreneurship Fund, dotado con 1 millón de libras para dar soporte al desarrollo de la cultura emprendedora dentro de estos centros educativos y de sus comunidades locales en todo Reino Unido. La segunda, el Student Impact Fund (100.000 libras).

fuente:

Share this post


Translate »