Hombre que cazó enorme oso y se retrató con él, es blanco de críticas

Hombre que cazó enorme oso y se retrató con él, es blanco de críticas

Matt Sphar, un hombre de la población de North Java, es ahora noticia en Estados Unidos luego de haber cazado un enorme oso en el parque Letchworth State el pasado lunes y haberse retratado con él.

El hombre es blanco de críticas en redes sociales por parte de ambientalistas y ciudadanos que tildan el hecho como repudiable y triste, aunque hay también quienes lo defienden. La noticia que fue publicada originalmente en la cuenta de Facebook del medio de comunicación News 8 WROC Rochester, indica que Sphar tenía permiso para cazar y se llevó el oso para Mount Morris Dam.

El medio indica además que Sphar es un veterano cazador y estima que el oso pesó alrededor de 400 libras. “Él rastreó al oso para asegurarse de que no había cachorros”, confirma también el medio de comunicación.

El parque permitió la caza de osos este año y publicó una serie de condiciones, todas cumplidas por Sphar. Aunque numerosos ciudadanos reaccionaron en redes sociales calificándolo hasta de “despreciable”. Por esto, la esposa del cazador, Becky Mest Sphar quien tomó la fotografía del oso muerto, respondió diciendo que cada gramo de carne del animal sería consumido por muchas familias durante todo el año y que su piel se conservará para ser admirado “por muchos años más de lo que jamás hubiera vivido de forma natural”.

“Puedo entender cómo las personas que no conocen a Matt o a nuestra familia pueden hacer suposiciones y me alegra leer acerca de todas las personas que están preocupadas y quiero asegurarme de que no fue un derroche. Matt no está en las redes sociales, ¡está demasiado ocupado explorando el aire libre! Compartiré las publicaciones positivas con él y rezaré para que aquellos con odio encuentren algo de paz”, concluye diciendo la mujer.

“Es algo que ocurre una vez en la vida”: Sphar

El medio Geneseesun, entrevistó al cazador que dijo que no esperaba ver un oso negro tan grande en esta temporada de caza “algo que ocurre una vez en la vida. Lo vi patalear por un tiempo ya que parecía ignorar que yo estaba allí”, indicó el cazador al medio.

Además confesó que aunque sabía que era legal cazar osos en el parque, también sabía que era malo matar hembras adultas con cachorros. “Estaba dando vueltas, y no vi ningún cachorro. Sé que los cachorros tienden a quedarse cerca, así que después de un tiempo estaba seguro de que no era un oso madre. Tuve una buena oportunidad, así que levanté el arma. El disparo lo golpeó con fuerza, y el oso se deslizó por la escarpada cresta y desapareció de la vista”, detalló el cazador.

Sphar dejó que el oso se fuera del lugar, pero cuando el sol cayó él y sus compañeros cazadores acordaron buscarlo al otro día por la mañana.

“A la mañana siguiente, la mayor parte de la nieve había desaparecido, y todo estaba bastante húmedo”, relató Sphar. “Traje a otros seis tipos para ayudarme a rastrear, y lo encontramos pronto, junto al río. Todos sabíamos que iba a ser un infierno llegar allí y que iba a tomar muchísimo tiempo recuperarlo. Se había deslizado un buen trecho”, relató.

“Este era un macho, y lo estimamos en 300 a 400 libras. Tuvimos un poco de cuerda con nosotros y medimos desde la pata trasera hasta la nariz, fue de aproximadamente 80 pulgadas, que es poco más de seis pies”, agregó Sphar al medio.

El cazador contó además que necesitó de aquellas seis personas para cargar la carne. El cazador llevó la piel, la cabeza y las patas de 60 libras, que se convertirán en una alfombra. “Tengo mucho respeto por estos animales”, concluye diciendo Sphar para este medio estadounidense.

fuente:

Share this post


Translate »