Los humanos sí enloquecieron el clima, dicen tres estudios

Los humanos sí enloquecieron el clima, dicen tres estudios

África soportó intensa sequía en 2016, efecto del cambio climático de origen humano. La hambruna fue severa en el sur de ese continente.

No queda duda: grandes eventos climáticos extremos de 2016 fueron atizados por las actividades humanas. En una serie de artículos, científicos climáticos lograron atribuir a las emisiones de gases de invernadero la severidad de varias situaciones que golpearon diferentes regiones o todo el planeta.

De los 27 artículos que aparecen en el Boletín de la Sociedad Meteorológica Americana y su sexto reporte sobre eventos extremos, los cuales examinaron 21 casos, desde los incendios en Norteamérica y Australia, las sequías en Brasil y Sudáfrica, el frío en China oriental a las aguas calientes en el Pacífico, 18 encontraron que el cambio climático de origen antropogénico influyó en los eventos que estudiaron. Pero hubo tres casos especiales en los cuales se concluyó que en ausencia de la influencia humana no hubieran sucedido.

“En los 6 años que los científicos llevan produciendo este informe, esta es la primera vez que encontramos eventos extremos que no hubieran sucedido de no ser por el calentamiento causado por los humanos debido a los aumentos en los gases de invernadero”, explicó la Sociedad. Esto hace claro que estamos experimentando un nuevo tiempo porque hemos fabricado un clima, en palabras de Jeff Rosenfeld, editor jefe del Boletín.

Año extremo

Pero, ¿qué establecieron los tres estudios? Para resumir, esto fue lo que hallaron: Tom Knutson, de la National Oceanographic and Atmospheric Administration, y colegas, encontraron que el récord de calentamiento de 2016 “no habría sido posible bajo condiciones climáticas a comienzos de los años 1900, el forzamiento antropogénico fue una condición necesaria… para el evento”, escribieron.

Un comentario sobre el hallazgo, publicado en Nature, explicó que se hicieron simulaciones de 24.000 años de clima con siete modelos, para ver si se había dado un tiempo tan caliente como el año pasado, encontrando que las emisiones de gases, en especial por el uso de combustibles fósiles, era prerrequisito para esa clase de calor.

El artículo, además, pone el clima fuera de la variabilidad natural alrededor de los años 1980.

Los otros dos

John Walsh, de la Universidad de Alaska y colegas, por su parte, encontraron que una persistente área de agua cálida afuera de la costa de Alaska no tuvo precedentes en la historia de los registros. “Tanto el forzamiento antropogénico y la variabilidad interna fueron necesarios para el calentamiento extremo de los mares subárticos”, concluyeron en su investigación.

Yukiko Imada, de la Agencia Meteorológica Japonesa, y colegas, examinaron las temperaturas que batieron marcas en Asia y concluyeron que se deben al calentamiento de origen humano. En India el calor mató al menos 580 personas entre marzo y mayo. Tailandia registró récord de temperatura con 44,6 °C el 28 de abril y el consumo de energía se disparó por el uso de aires acondicionados

Capacidad

Los estudios demostraron además los avances de la ciencia para atribuir los fenómenos climáticos, algo que no se lograba hasta hace tres o cuatro años. “En general hemos sido conservadores. Para que los científicos digan que un evento sería virtualmente imposible sin el cambio climático, es porque están muy seguros”, expresó Andrew King, de la Universidad de Melbourne en Australia.

No quiere decir que todo evento extremo se deba al cambio climático. De hecho de los 131 artículos analizando casos en los seis años del Boletín, 35 % encontró que este no tuvo mucho que ver.

¿La solución? Dejar de emitir tantos gases para que algún día el clima se estabilice. Y no será fácil por ahora.

fuente:

Share this post


Translate »