Noticias

Nueva demanda por plomo en el Lago de Tota Boyacá, Colombia

Desde el Colectivo por la Protección de la Provincia de Sugamuxi y la Corporación Guaman Poma se determinó interponer demanda de coadyuvancia a tutela de la Procuraduría para proteger el lago de Tota por los niveles de contaminación de plomo.

«Decidimos coadyuvar dado que, a nuestro juicio, algunas causas de la contaminación no se habían contemplado y varios de los actores gubernamentales habían quedado por fuera. Dicha situación, como se ha visto en días pasados, ha derivado en multas y sanciones al sector piscícola, hotelero y agrícola, pero las actividades mineras y petroleras desarrolladas tanto en la cuenca hidrológica como hidrogeológica del Lago han pasado «de agache». Las Agencias de Tierras, Minería e Hidrocarburos, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales y el Instituto Nacional de Vías también tienen sendas responsabilidades en la degradación ecológica del segundo lago más grande de la cordillera de los Andes», indicaron voceros de la iniciativa.

Mediante el instrumento legal radicado el 18 de noviembre le pidieron a la juez Adriana Fernanda Guasguita ordenar a los municipios de Tota, Cuítiva y Aquitania “ejecutar las medidas necesarias” para evitar el vertimiento directo o indirecto de aguas residuales al lago.

Le solicitaron además ordenar a la Agencia Nacional de Hidrocarburos sustraer del Bloque de Hidrocarburos Muisca o MNorte la cuenca hidrológica e hidrogeológica del Lago de Tota, y a la Agencia Nacional de Minería abstenerse de otorgar nuevos títulos mineros o renovar los existentes.

En la demanda se pide además vincular a la tutela a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), la Agencia Nacional de Minería (ANM), el Instituto Nacional de Vías (Invias) y la Agencia Nacional de Tierras (ANT), “entidades que por sus acciones y omisiones permitieron la contaminación del Lago de Tota”.

Este mecanismo de coadyuvancia plantea adicionalmente la creación de un comité permanente con las siguientes funciones:

  • Establecer participativamente el plan de acción programático tendiente a descontaminar el Lago de Tota. Dicho plan deberá brindar apoyo a la población que impacta negativamente el Lago de Tota y su cuenca en procesos de renovación y/o transición hacia actividades sustentables.
  • Ejercer vigilancia a las actividades desarrolladas en la cuenca del Lago de Tota para evitar su contaminación.
  • Ejercer vigilancia a los prestadores del servicio de acueducto de los municipios de Sogamoso, Aquitania, Tota, Cuitiva, Firavitoba, Iza y Nobsa para que estos implementen medidas y procesos que conlleven a la remoción del plomo en sus sistemas de tratamiento de agua potable.
  • Verificar y vigilar que los tratamientos establecidos por los permisos de vertimiento debidamente otorgados, estén cumpliéndose por parte de todos aquellos quienes viertan sus aguas residuales al Lago de Tota.
  • Contratar las pruebas técnicas que permitan establecer los niveles de plomo que las diferentes actividades realizadas en los alrededores del Lago de Tota aportan o aportaron a su contaminación.
  • Contratar con laboratorios debidamente acreditados la toma y análisis de muestras suficientes que permitan hacer seguimiento a la efectividad del plan de acción programático cuyo objeto es reducir la contaminación del Lago de Tota.

Antecedentes de la Procuraduría

La Procuraduría convocó a la Fiscalía General de la Nación, siendo esta última la que en una reciente pesquisa evidenció la presencia de plomo en el espejo lagunar. Como lo conoció el país, la muestra —tomada frente a la sede de una empresa cultivadora de trucha en la vereda de Susacá— superó 95 veces los límites de tolerancia de la norma para aguas superficiales poniendo en riesgo la salud y vida de quienes reciben el servicio de acueducto.

A partir de estas pruebas y con una serie de pretensiones como la de hallar la fuente contaminante, la Procuraduría y su delegada en Boyacá, interpusieron el 6 de noviembre una acción de tutela contra 13 entidades del Estado.

Para el pasado 13 de noviembre, el Juzgado Primero Administrativo de Sogamoso, Boyacá, decretó la medida cautelar de prevención del riesgo solicitada por la Procuraduría General de la Nación, para proteger la cuenta hidrográfica del Lago de Tota.

El Ministerio Público, solicitó mantener la suspensión de la construcción del proyecto hotelero que realiza el Grupo Empresarial HWM S.A.S., en el predio La Vega, ubicado en la Vereda Buitreros del municipio de Cuitiva, y que se encuentra dentro de la ronda de protección del ecosistema del lago.

Al parecer,  el sector donde se adelanta la obra no tiene sistema de acueducto y red de alcantarillado, ni contaría con los permisos de vertimientos y concesión de aguas por parte de  la Corporación Autónoma Regional de Boyacá – Corpoboyacá.

Para el ente de control resulta primordial que se verifique el cumplimiento de los protocolos y requisitos técnicos, antes de continuar con la construcción del hotel y su posible apertura, a fin de evitar potenciales alteraciones ecológicas y riesgos para el medio ambiente.

Así mismo, advirtió que el lago es una fuente importante de abastecimiento de agua para siete municipios, cerca del 20% de la población del departamento de Boyacá, y ha sido reconocida como un área de conservación de aves en peligro de extinción.

Finalmente, el juzgado señaló que la medida preventiva deberá mantenerse mientras se determina que no existan daños y riesgos que afecten a la flora, fauna y el ecosistema hídrico.

Antecedentes desde Corpoboyacá

Por su parte, Corpoboyacá emitió un informe a través del cual señala que no se detectó plomo por fuera de los límites máximos permisibles en el Lago de Tota.

«Los resultados de las primeras pruebas de laboratorio evidencian concentraciones que cumplen con los límites máximos permisibles.
El director de la Corporación Autónoma Regional de Boyacá, (Corpoboyacá), Herman Amaya dio a conocer los resultados de las primeras 13 muestras tomadas y analizadas por el Laboratorio acreditado de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), donde se confirma la ausencia de plomo en el Lago de Tota en concentraciones que afecten la salud humana», indicó la Corporación en su comunicado de prensa.

fuente:

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Translate »