En la Antártica se cierra, pero en el Ártico se abre un raro agujero de ozono (y es grande)

En la Antártica se cierra, pero en el Ártico se abre un raro agujero de ozono (y es grande)

Las bajas temperaturas y un fuerte vórtice polar permitieron que los químicos carcomieran la capa protectora de ozono en el norte a diferencia de lo que ha ocurrido en el sur. ¿Es peligroso? Un informe publicado en la revista Nature lo explica.

VIDEO RELACIONADO – Deshielo: El Ártico y la Antártica en jaque por crisis climática (03:22)

Un gran agujero de ozono, probablemente el más grande registrado en el norte,se ha abierto en los cielos sobre el Ártico.

Compite con el agujero de ozono antártico, que se forma en el hemisferio sur cada año y que ahora científicos han reportado que se está regenerando a diferencia de su homólogo del norte.

Los niveles récord de ozono se extienden actualmente en gran parte del Ártico central, cubriendo un área aproximadamente tres veces el tamaño de Groenlandia. El agujero no amenaza la salud de las personas, y probablemente se romperá en las próximas semanas. Pero es un fenómeno atmosférico extraordinario que pasará a los libros de registro.

“Desde mi punto de vista, esta es la primera vez que puedes hablar sobre un verdadero agujero de ozono en el Ártico“, dice Martin Dameris, un científico atmosférico en el Centro Aeroespacial Alemán en Oberpfaffenhofen.

El agujero de ozono antártico se forma todos los años porque las temperaturas invernales en el área caen en picada, permitiendo que se formen nubes a gran altitud. Estas condiciones son mucho más raras en el Ártico, que tiene temperaturas más variables y generalmente no está preparado para el agotamiento del ozono, dice Jens-Uwe Grooß, un científico atmosférico en el Centro de Investigación Juelich en Alemania.

Pero este año, poderosos vientos del oeste fluyeron alrededor del Polo Norte y atraparon aire frío dentro de un “vórtice polar”. Había más aire frío sobre el Ártico que en cualquier invierno registrado desde 1979, dice Markus Rex, científico atmosférico del Instituto Alfred Wegener en Potsdam, Alemania.

En las temperaturas frías, se formaron las nubes a gran altitud y comenzaron las reacciones de destrucción del ozono, según un informe publicado en la revistaNature.

¿Es peligroso?

Las cosas habrían sido mucho peores este año si las naciones no se hubieran unido en 1987 para aprobar el Protocolo de Montreal, el tratado internacional que elimina el uso de químicos que agotan la capa de ozono, dice Paul Newman, científico atmosférico en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

El agujero de ozono antártico ahora está en camino de recuperación, el del año pasado fue el más pequeño registrado, pero tomará décadas para que los químicos desaparezcan por completo de la atmósfera.

El agujero de ozono del Ártico no es una amenaza para la salud porque el sol está empezando a elevarse por encima del horizonte en latitudes altas, dice Rex. En las próximas semanas, existe una pequeña posibilidad de que el agujero se desplace a latitudes más bajas sobre áreas más pobladas, en cuyo caso las personas podrían necesitar aplicar protector solar para evitar quemaduras solares. “No sería difícil tratar”, dice Rex.

Las próximas semanas son cruciales. Con el sol aumentando lentamente, las temperaturas atmosféricas en la región del agujero de ozono ya han comenzado a aumentar, dice Antje Inness, un científico atmosférico del Centro Europeo de Pronósticos Meteorológicos de Mediano Alcance en Reading, Reino Unido. El ozono pronto podría comenzar a recuperarse a medida que el vórtice polar se separe en las próximas semanas.

En este momento, solo estamos mirando ansiosamente lo que sucede“, dice Ross Salawitch, un científico atmosférico de la Universidad de Maryland en College Park. “El juego no ha terminado por completo”, agrega.

fuente:

Share this post


Translate »