Expedición científica en el Meta registró 51 delfines de río

Expedición científica en el Meta registró 51 delfines de río

En un viaje de siete días, expertos de la Fundación Omacha y Cormacarena censaron las toninas o Inia geoffrensis que habitan los ríos Guayabero, Guaviare y Ariari. La información recopilada servirá para la creación del Plan de manejo para la Conservación de los Delfines de río en la región.

Por 25 años los ríos del Meta, ubicados en el sector más occidental del país, fueron un misterio. El conflicto armado bloqueó la información biológica de este lugar. La biodiversidad de sus ríos, por ejemplo, apenas está siendo descubierta por los científicos nacionales. Un reflejo de ello es el último censo de toninas o deslfines de río realizado sobre los ríos Guayabero, Guaviare y Ariari. ¿El resultado? Un estimado de 51 individuos, también llamados Inia geoffrensis, 11 de ellas son crías.(

Los encargados de estimar esta población fueron los científicos de la Fundación Omacha en compañía de la autoridad ambiental del departamento, Cormacarena. El trabajo de ambos consistió en recorrer estos afluentes durante siete días, un trayecto de 247.5 kilómetros atravesando Meta y Guaviare, entre los municipios de la Macarena y Puerto Concordia. En esa ruta, que fue guiada por pobladores de la región, las confluencias de los ríos se llevaron el protagonismo.

Estos sitios, donde se cruza el agua, son una parada imprescindible para los peces. Es por esto que los delfines permanecen cerca de las confluencias para alimentarse. Ahí, precisamente, fue donde se registró el mayor número de delfines de río durante la expedición científica que se extendió sobre los caños Yarumales, Anguleta, Cabra, El Gringo, Yamú y Cafre, sobre el río Guayabero y en la confluencia con el río Ariari donde se conforma el río Guaviare.

Además de censar a esta especie, los expertos llevaron a cabo otras tareas en pro de su conservación. La idea es crear un Plan de manejo para la Conservación de los Delfines de río en la región. De manera que, primero, marcaron con satélites a tres delfines de río para seguir obteniendo información sobre esta especie. Segundo, capacitaron a los pescadores y a las comunidades involucradas en el turismo de naturaleza a través de dos talleres sobre observación responsable de toninas. Y, por último, registraron el resto de riqueza biológica del Meta identificando otras especies vulnerables que habitan estos ecosistemas como el cocodrilo del Orinoco, la nutria gigante y tortugas acuáticas del género Podocnemis.

fuente:

Share this post


Translate »