Bote pesquero de Manta y ocho fibras fueron aprehendidas dentro de la Reserva Marina de Galápagos

Bote pesquero de Manta y ocho fibras fueron aprehendidas dentro de la Reserva Marina de Galápagos

En Galápagos está prohibida la pesca, tenencia, transporte y comercialización de especies protegidas, entre las cuales se hallan los tiburones. Esta actividad es considerada como un delito según el Código Orgánico Integral Penal (COIP), motivo por el cual la autoridad ambiental provincial inició los procesos legales correspondientes, a fin de precautelar los Derechos de la naturaleza reconocidos en nuestra Constitución.

La noche del 14 de diciembre de 2017, aproximadamente a dos millas dentro de la Reserva Marina de Galápagos, al lado noreste de la isla Genovesa, fue aprehendida la embarcación de pesca “Don Gerard V”, registrada en el Puerto de Manta, con 23 tripulantes y ocho fibras menores. En el operativo intervino la lancha patrullera Guadalupe River y la avioneta SeaWolf; ambas de la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG).

A través del Sistema de Monitoreo de Embarcaciones, del Centro de Control de la Dirección del Parque, en Santa Cruz, se detectó la incursión ilegal de la nave a las aguas protegidas de la Reserva Marina de Galápagos, por lo que inmediatamente se ejecutó un operativo por aire y mar con el apoyo de la Armada del Ecuador, quienes abordaron la embarcación e informaron la situación a la tripulación, luego de los cual se procedió a trasladar al bote “Don Gerard V” y las ocho fibras menores al puerto de Seymour (Isla Baltra), donde pasó a órdenes de las autoridades competentes.

Con la presencia de un perito de criminalística se hizo el reconocimiento de la pesca almacenada en la primera bodega de la nave, cuyo resultado preliminar evidenció la existencia de varias piezas de albacora y pez espada, y 30 tiburones de especies amenazadas, entre ellas: rabón, azul y silky, mismas que se encuentran registradas en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

En Galápagos está prohibida la pesca, tenencia, transporte y comercialización de especies protegidas, entre las cuales se hallan los tiburones. Esta actividad es considerada como un delito según el Código Orgánico Integral Penal (COIP), motivo por el cual la autoridad ambiental provincial inició los procesos legales correspondientes, a fin de precautelar los Derechos de la naturaleza reconocidos en nuestra Constitución.

Walter Bustos, director del Parque Nacional Galápagos, mencionó que “esta nueva aprehensión da cuenta del alto nivel de preparación y profesionalismo que tenemos los guardaparques de la Dirección del Parque Nacional Galápagos, además del compromiso de proteger este patrimonio de la humanidad. Con este caso, son 19 barcos capturados desde el año 2009”.

fuente:

Share this post


Translate »