El Corredor Costero de Manatí en peligro inminente

El Corredor Costero de Manatí en peligro inminente

Voces del sector ambientalista advirtieron que la medida podría tener impactos nocivos en terrenos costeros.

La pieza legislativa que crea el Corredor Costero de Manatí tendría el efecto de reducir la protección ambiental en sectores protegidos como Mar Chiquita, Laguna Tortuguero,Playa Palmas y Hacienda la Esperanza, según planificadores y ambientalistas.

La medida —Proyecto del Senado 1643— fue aprobada ayer por la Cámara de Representantes luego de que el sábado pasado fuera radicada, descargada y aprobada en el Senado. El proyecto ahora pasará al escritorio de la gobernadora Wanda Vázquez para su evaluación.

Para Soledad Gaztambide —coordinadora de política pública y relaciones gubernamentales de la organización Para La Naturaleza— la medida resulta preocupante debido a que reduce la protección ambiental en varios terrenos del municipio de Manatí y le quita la jurisdicción de la Junta de Planificación sobre estos terrenos. Esto, según argumentó, tendrá el efecto de que los planes de uso de terrenos ahora deberán ser aprobados por la Legislatura Municipal de Manatí y no por la Junta de Planificación. El plan delineado en el proyecto del Corredor Costero de Manatí afectaría a unas 34,675.27 cuerdas en dicho municipio. 

Además, planteó que el proyecto llegó hasta los pasillos de la Legislatura sin haberse celebrado una sola vista pública para su estudio o una vista ante la Junta de Planificación.

“De primera instancia parece ser un proyecto de desarrollo económico basado en la naturaleza, promoviendo el ecoturismo o el turismo sostenible, pero cuando miramos el cambio de calificación que proponen, todo lo que hacen es reducir la protección ambiental“, señaló Gaztambide.

La ambientalista sostuvo que entre los cambios más críticos están la calificación del terreno en Punta Chivato donde cambia de ‘conservación de recursos’ a ‘ruta escénica’ y ‘áreas de bosque’. “La calificación de conservación ofrece mayor protección que un ‘área de bosque””, mencionó.

Pero entre las disposiciones más neurálgicas son los cambios en la zonificación de Mar Chiquita en donde se reclasifica los terrenos de la meseta de Mar Chiquita de ‘conservación de recursos’ a ‘comercial turístico’. Estos terrenos de Mar Chiquita pertenecen a una empresa privada llamada Mar Chiquita Development, según el planificador Luis García Pelatti. 

“Comercial turístico se puede usar para hacer un súper hotel o un shopping center. En un área que no hay infraestructura que no hay sanitario y que además colinda con unos terrenos de altísimo valor ecológico”, subrayó Gaztambide.

Por su parte, García Pelatti, coincidió por separado con Gaztambide y calificó el proyecto como uno “inconcebible” por los cambios en la calificación de terrenos al margen del procedimiento que establece la Junta de Planificación. El expresidente de dicha agencia —durante 2013 a 2016— sostuvo que la medida da la impresión que es uno de conservación ambiental, pero contiene “píldoras envenenadas” que pondrían en peligro terrenos protegidos como Mar Chiquita. García Pelatti comentó que el proyecto —en su artículo 6— detalla que se establecerá una zona sostenible, pero excluye las parcelas más grandes de Mar Chiquita.

“Cuando dice que está declarando la reserva y las zonas de terreno sostenible dice que se excluyen las parcelas mayores…Las grandes parcelas pertenecen a muy poca gente entre ellas a esta corporación [Mar Chiquita Development] que pertenece a Israel Koppel. Te lees un proyecto pensando que le va a aplicar a todo el mundo, pero se excluye”, dijo. Asimismo, apuntó a que la pieza legislativa le ordena al Departamento de Recursos Naturales (DRNA) a hacer un deslinde de la zona marítimo terrestre desde la zona de Urbanización Linda Mar hasta la Playa Poza de las Mujeres, pero excluye a Mar Chiquita.

Con relación a la Laguna Tortuguero, según García Pelatti, la pieza legislativa también busca reducir su protección ambiental. Indicó que anteriormente la calificación de este terreno era de un ‘distrito de preservación de recursos’ para evitar más construcciones en esta zona. Con este proyecto, de acuerdo con el planificador, el desarrollo en esta zona sensitiva ecológicamente sería más permisivo y estaría en manos del municipio de Manatí.

Durante la sesión del pasado sábado 20 de junio, las minorías legislativa se opusieron al proyecto de ley debido a que no se celebraron vistas públicas y que no fue consultado con las comunidades. El único senador de la minoría legislativo que votó a favor fue Eduardo Bhatia del Partido Popular Democrático (PPD).

El proyecto de ley fue aprobado ayer por la Cámara de Representantes en una jornada que incluyó la aprobación de un nuevo presupuesto a solo horas del cierre de la sesión legislativa ordinaria.

Luego de un intento por parte del entonces gobernador Ricardo Rosselló de eliminar la protección de reserva natural a Mar Chiquita —y otros ochos terrenos en la isla— en noviembre de 2019, el Tribunal Supremo de Puerto Rico determinó que la Junta de Planificación violó la ley al dejar sin efecto siete resoluciones para proteger varias reservas naturales a lo largo de la isla.

fuente:

Share this post


Translate »