I Edición del Premio Biophilia de Comunicación Medioambiental

I Edición del Premio Biophilia de Comunicación Medioambiental

La Fundación BBVA premia al periodista de la BBC Matt McGrath por su “extraordinaria capacidad” para comunicar los retos medioambientales a una audiencia global

El jurado ha destacado que “a lo largo de una inspiradora carrera de más de dos décadas”, el reportero medioambiental de la BBC “ha informado al público acerca de los cambios globales en el clima y en la biodiversidad elaborando contenidos periodísticos excepcionalmente accesibles y precisos”

El periodista galardonado trabaja desde 2006 en la BBC como especialista en medio ambiente, y ha cubierto una extensa variedad de temas, desde la comercialización de los primeros alimentos transgénicos hasta los informes científicos y las cumbres del cambio climático, un tema que junto a la crisis de biodiversidad considera de máxima importancia

“Su producción periodística, a través de canales online y de televisión, es una referencia”, según ha señalado el jurado, “para millones de personas en todo el mundo que buscan información rigurosa sobre cuestiones ambientales globales”

“Estamos en un momento crítico para el planeta, y el periodismo medioambiental nunca ha tenido un papel tan importante”, asegura McGrath. “Existe una crisis ecológica global y hay cosas que todo el mundo debe conocer. Me siento muy honrado de recibir un premio que subraya este hecho y resalta la importancia crítica del periodismo en este campo”

El Premio Biophilia, dotado con 100.000 euros, reconoce la labor de profesionales y organizaciones de cualquier lugar del planeta que contribuyan de manera excepcional a mejorar la comprensión y sensibilización pública de los retos ambientales

El periodista ha recibido el galardón por su “extraordinaria capacidad de comunicar a una audiencia global cuestiones complejas del ámbito del medio ambiente y la ciencia”, señala el acta del jurado. “A lo largo de una inspiradora carrera de más de dos décadas en la BBC, McGrath ha informado al público acerca de los cambios globales en el clima y en la biodiversidad elaborando contenidos periodísticos excepcionalmente accesibles y precisos”.

McGrath (Tipperary, Irlanda, 1964) ocupa desde 2012 el cargo de corresponsal medioambiental de la BBC, tanto en su página web, BBC News, cubriendo temas de ámbito global, como también en los informativos de radio y televisión. Como señala el acta, “su producción periodística, a través de canales online y de televisión, es una referencia para millones de personas en todo el mundo que buscan información rigurosa sobre cuestiones ambientales globales”. McGrath ha llegado a tener, según destaca el jurado, “gran influencia en la manera en que la ciencia se traduce en medidas políticas y en la formación de opinión de la sociedad civil”.

Su alto impacto se debe en gran medida a su capacidad para “desmitificar la investigación científica y abordar los desafíos ecológicos y climáticos transversalmente, a través de todos los sectores de la economía y la sociedad”, prosigue el acta. También, a su vocación de inventar nuevos formatos y narrativas periodísticas, su “uso innovador de las nuevas plataformas y tecnologías de la comunicación sigue conquistando a una audiencia joven”, destaca el jurado.

Periodismo en un “momento crítico”

McGrath inició su carrera trabajando como editor de revistas de tecnología. En 1997 se incorporó a la emisora Radio 5, de la BBC, como especialista en ciencia y tecnología, y en 2006 se convirtió en reportero científico y medioambiental de la BBC, hasta que en 2012 ocupó el cargo de corresponsal medioambiental que sigue ejerciendo en la actualidad. Entre 2010-2011, realizó una estancia en el Massachussetts Institute of Technology (MIT) tras obtener la beca Knight Science Journalism, la más prestigiosa en el campo del periodismo científico y ambiental.

A lo largo de su trayectoria profesional, ha cubierto una extensa variedad de temas, desde la crisis de las ‘vacas locas’, los inicios de la clonación y la comercialización de los primeros alimentos transgénicos, hace ya décadas, hasta los informes científicos y las cumbres de Naciones Unidas sobre el clima, un tema que junto a la crisis global de la biodiversidad considera ahora de máxima importancia.

“Estamos en un momento absolutamente crítico para el futuro del planeta y el periodismo medioambiental nunca ha tenido un papel tan importante”, declaraba ayer McGrath tras conocer el fallo del premio. En el panorama informativo actual, distorsionado por las “fake news” que circulan sin control por las redes sociales, el reportero premiado defiende la importancia crucial de un

periodismo especializado que se nutra de las fuentes científicas más solventes: “La clave es basarnos siempre en la ciencia publicada y avalada por organizaciones en las que podemos confiar, como el IPCC [Panel de expertos científicos de la ONU en cambio climático], y las revistas científicas de referencia”.

“Me siento profundamente comprometido con la importancia de comunicar información en esta área en la que demasiado a menudo las mentiras y la desinformación distorsionan el paisaje político”, recalca McGrath.

Un estilo innovador de amplio impacto global

En sus piezas televisivas y en los vídeos que realiza para la web, tal y como ha destacado el jurado, el corresponsal medioambiental de la BBC emplea recursos narrativos innovadores que enganchan al público joven y transmiten conceptos complejos con gran eficacia, en una época de sobredosis de contenidos mediáticos en la que la información relevante de calidad compite duramente con el entretenimiento y la desinformación. McGrath ha sido pionero en el uso de nuevas herramientas digitales para transmitir la mejor ciencia ambiental en la web, ya sea mediante el uso de infografías, fragmentando los temas en módulos basados en las preguntas que la audiencia se hace, o contribuyendo a editar la información que ofrece el nuevo chatbot sobre cambio climático de la BBC. “Siempre estoy abierto a desarrollar nuevas formas de llegar a la audiencia”, asegura.

Una prueba de la eficacia de estos formatos innovadores es que su trabajo es visto y distribuido en redes sociales por millones de personas en todo el mundo. Por poner solo un ejemplo, su artículo Final call to save the world from ‘climate catastrophe, sobre la reunión del IPCC en octubre de 2018 en Korea, fue leída por más de 3,5 millones de personas en todo el mundo, y compartida más de 750.000 veces en redes sociales. Además, mantuvo a los lectores durante más de un minuto, cuando la media para una noticia son 30 segundos. Más del 36% de los lectores tenían menos de 35 años, lo que significa que fue leída por más de un millón de jóvenes de todo el mundo. “Cuando vemos los datos no solo sobre cuántas personas leen nuestras historias de medio ambiente, sino el tiempo que le dedican, comprobamos que hay muchísimo interés en comprender cuestiones como el cambio climático, y descubrimos que la gente está deseando que se encuentren soluciones para estos desafíos”, asegura McGrath.

Por ello, a pesar de la inacción política que sigue lastrando la lucha contra el calentamiento global, el periodista galardonado mantiene su optimismo de cara al futuro, sobre todo tras presenciar las recientes manifestaciones de jóvenes en las principales ciudades del planeta: “Este movimiento de protesta me parece algo asombroso, y me gustaría pensar que el periodismo ambiental ha

contribuido a hacerlo posible. Durante muchos años, tanto los científicos como los periodistas hemos estado alertando sobre la gravedad de la situación, pero hasta ahora faltaba la participación de la sociedad en la calle, que es lo que hace a los políticos preocuparse de que pueden perder las elecciones si no hacen nada al respecto. Creo que esto está sucediendo, es un motivo para la esperanza y ser testigo de ello como periodista es algo increíble”.

Precisamente por el momento tan crítico que vive el mundo actual, y el papel fundamental que puede y debe ejercer el periodismo medioambiental en este contexto, McGrath se siente “muy honrado” de recibir el Premio Biophilia en su primera edición: “Poner el foco sobre el periodismo ambiental, y sobre el peso crucial que debe tener hoy en la agenda informativa, me parece algo muy valioso. Existe una crisis ecológica global y hay cosas que todo el mundo necesita conocer. El premio subraya este hecho y resalta la importancia crítica que tiene el periodismo ante los grandes retos medioambientales”.

Sobre el Premio Biophilia

Desde hace dos décadas, la protección de nuestro planeta ha sido un área de actuación prioritaria para la Fundación BBVA, a través del apoyo a la investigación científica, a proyectos de conservación de especies, hábitats y ecosistemas, el fomento de la cultura medioambiental del público y el reconocimiento de los profesionales de la comunicación que contribuyen de manera decisiva a la comprensión y el compromiso individual y colectivo de los desafíos ecológicos de nuestro tiempo.

Desde 2001, la Fundación BBVA ha promovido y apoyado proyectos de investigación en las ciencias del medio ambiente, y muy especialmente en ecología y conservación de la biodiversidad. En 2004 nacieron los Premios Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad, abarcando la investigación, las actuaciones en España y Latinoamérica, y la comunicación y sensibilización medioambiental. Posteriormente, la faceta de la investigación pasó a integrarse en 2008 en los Premios Fronteras del Conocimiento, creándose dos categorías -Cambio Climático y Ecología y Biología de la Conservación- en pie de igualdad con las seis restantes categorías: las ciencias básicas, la biomedicina, las tecnologías de la información, la economía, las humanidades y las ciencias sociales. En las once ediciones desde su nacimiento alrededor de una treintena de los más destacados ecólogos, biólogos de la conservación, economistas y científicos del clima han recibido el premio Fronteras del Conocimiento, junto a investigadores del mayor calibre de otras áreas (siete de ellos receptores con posterioridad del Premio Nobel).

Teniendo en cuenta que los desafíos ecológicos del presente son de enorme magnitud y escala y, por tanto, requieren de una perspectiva planetaria, desde 2017 los Premios a la Conservación de la Biodiversidad han incorporado una categoría mundial para distinguir actuaciones de preservación de

especies, hábitats y ecosistemas.

Desde esta perspectiva global, el nuevo Premio Biophilia de Comunicación Ambiental, dotado con 100.000 euros y de periodicidad anual, reconoce la labor de profesionales y organizaciones de cualquier lugar del planeta que, enlazando con el mejor conocimiento y evidencia, contribuyan de manera excepcional a mejorar la visibilidad y la comprensión pública de los desafíos ecológicos, en particular la crisis de la biodiversidad y el fenómeno multidimensional del cambio climático. Además de la amplitud y calidad de los impactos de la comunicación medioambiental llevada a cabo, el Premio Biophilia reconoce también la innovación conceptual en la comunicación, de los formatos, los canales y las narrativas desarrolladas.

El nombre del galardón alude a la «hipótesis de la Biophilia» propuesta por el naturalista Edward O. Wilson (Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en Ecología y Biología de la Conservación, 2010), que quiere denotar la profunda conexión que los seres humanos sienten de manera instintiva con la naturaleza y todas las formas de vida.

A través de este nuevo premio a escala global, la Fundación BBVA quiere reconocer e incentivar el trabajo de profesionales y/o organizaciones que, al expandir y dotar de base sólida a la comprensión, sensibilización y engagement del público respecto a la problemática medioambiental, contribuyen de una manera indirecta, pero máximamente eficaz, al modelado del mindset individual y colectivo sin el cual el futuro de la vida sobre el Planeta, en todas sus formas, estaría seriamente comprometido.

Jurado

El jurado de esta edición ha estado presidido por Carlos Duarte, titular de la Cátedra Tarek Ahmed Juffali en Ecología del Mar Rojo en la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdalá (Thuwal, Arabia Saudí), y ha contado como vocales con Araceli Acosta, jefa de prensa del Ministerio para la Transición Ecológica; Caty Arévalo, directora de comunicación del Ministerio para la Transición Ecológica; Arturo Larena, director de EFEverde, Bobby Magill, presidente de la Society of Environmental Journalists (SEJ) y reportero de Bloomberg Environment; Rafael Pardo, director de la Fundación BBVA; y Megan Rowling, corresponsal ambiental de Thomson Reuters Foundation.

fuente:

Share this post


Translate »