El nuevo Turismo del Pop-Up: El turismo ya no es lo que era

El nuevo Turismo del Pop-Up: El turismo ya no es lo que era

El
turismo ya no es lo que era y jamás volverá a serlo, porque el mundo y la
sociedad ha cambiado y evoluciona ante los cambios disruptivos.

¿Cual
será el futuro? Me atrevería a confirmar que no lo sé y que nadie lo sabe, por
mucha imaginación que se le ponga, porque hay muchas variables y factores en
juego, pero si me atrevo a formular algo que ya se dijo hace tiempo ” el
futuro ya no es lo que era” .

Lo
que ha cambiado y está cambiando es el paradigma, otra vez y por ende sus
reglas de juego, pero además a una velocidad tan tremenda que cuando alguien se
adapta a un cierto cambio, ya ha vuelto a cambiar.

El
turismo de ahora, de hoy, se parece poco al de hace 20, 30, 50 años. Diría que
casi nada, salvo que necesitan también de una infraestructura pública,
alojativa, de restauración, animación y distribución, pero con un modelo de
desarrollo y gestión muy diferente.

En
estos últimos años, la democratización del turismo a través del precio ha sido
uno de los fenómenos más espectaculares, que 
a la vez ha conducido en gran parte al conocido sobre-turismo
(saturación turística) y ésta hacia una turismofobia, generada
involuntariamente por turistas que no soportan a los turistas y por destinos
sin planificación alguna o a lo sumo, mal diseñada.

Al
mismo tiempo se ha desarrollado el conocido y nada entendido turismo de
experiencias, el de la exclusividad ya sea por entorno, producto o precio, el
de lo insólito, ya sea por el tipo de alojamientos, como lo describe este reciente articulo de Hosteltur y otros productos que aparecieron y
desaparecieron, al menos en los media y en los operadores turísticos, como fue
el turismo de guerra, el de los pobres (Donde los pobres y su hábitat eran el
reclamo y producto), todo lo relacionado con el ecoturismo y por supuesto la
moda actual de los millenials, ya que parece que los pre-millenials, si es que
existe el segmento de entre 60 y 80, todavía no tiene reconocido su peso y su
nicho, salvo en el Imserso, entidad que sigue ofreciendo un
turismo vacacional convencional y en muchos casos ya caduco para los nuevos
consumidores de ese segmento de edad. Y por supuesto si se piensa en los
centennials, el tema cambiara y de una forma todavía poco predecible.

…se
puede diseñar entornos turísticos en base a emociones, bajo ese concepto de
pop-up, que aparecen y desaparecen acorde a la demanda,…

Creo,
que lo que fue una especie de moda, hace años en lugares como New York, los
restaurantes pop-up, ¿recuerdan?, ha ido pasando al turismo y se ve claramente
una tendencia importante en esta dirección, como es el caso, por ejemplo del
glamping o los conciertos musicales.

Es
obvio que des-localizar un destino, salvo virtualmente, no se puede hacer, pero
lo que estoy convencido es que se puede diseñar entornos turísticos en base a
emociones, bajo ese concepto de pop-up,
que aparecen y desaparecen acorde a la demanda, tanto  a nivel geográfico, como a nivel de producto
y es un fenómeno que está ocurriendo cada vez más, pero por motivos y fines muy
diferentes.


la crisis global: climática y ambiental, elevará y mucho los niveles de
inseguridad por factores que cada vez serán más incontrolables,…

Si
bien, sabemos que cada vez más el mercado esta hipersegmentado, donde cada
turista o consumidor en un mercado en sí mismo, deberá de saberse responder a sus
diversas motivaciones y expectativas, que ya no serán nunca fijas, sino
variables, es decir que cambian en base al tiempo y esto obliga a una creatividad
e innovación continua, donde precisamente el papel del pop-up, juega muy
fuerte.

Y
con el permiso de aquellos que me leen, me falta incorporar una variable clave
que esta ya cambiando los atributos de los destinos turísticos, como es la
crisis global: climática y ambiental, que elevara y mucho los niveles de
inseguridad por factores que cada vez serán más incontrolables, ya que si bien
las evidencias lo demuestran, las respuestas están muy lejos de acertar…más
bien porque no hay respuestas todavía y en muchos casos cuando se reaccione,
será tarde y apenas se podrá mitigar.

Acuérdense,
en turismo cuenta más la percepción de la realidad que la realidad en sí misma
y esto lo hace más impredecible y mucho más vulnerable.

Un
cordial saludo,

Arturo
Crosby

Editor
Natour

Share this post


Translate »