Julio de 2019, el más caliente registrado en Europa

Julio de 2019, el más caliente registrado en Europa

Estudio del UK Met Office y la Universidad de Oxford estimó que el cambio climático, impulsado por la actividad humana, hizo estos escenarios de calor extremo hasta 100 veces más probables.

Por las fotos de personas en la calle “derritiéndose bajo el sol” y las imágenes satelitales que señalaban a Europa como un punto rojo, se sabía que el verano que estaba atravesando el viejo continente era uno de los más calientes. Pero hoy la ciencia lo confirma. La ola de calor no sólo batió récords, sino que fue un “evento que no se daba hace mil años y fue 100 veces más probable debido a la crisis climática impulsada por humanos”, señala el periódico The Guardian.

Es más, según la Organización Meteorológica Mundial, es probable que esta tendencia se diera en todo el mundo y que el julio de este 2019 haya superado en altas temperaturas cualquier julio registrado. Esto, teniendo en cuenta que junio de este año también venía de ser el más caliente registrado.

“Los récords de temperatura se rompieron en muchos países, los incendios forestales continúan devastando vastas áreas de Siberia, la capa de hielo de Groenlandia se está derritiendo a un ritmo casi récord y el riesgo de sequía se ha agudizado en amplias áreas de Europa central y oriental”, continua The Guardian.

Ahora, lo que hace estos registros aún más interesantes es que hay una relación directa entre estas olas de calor y las actividades climáticas producidas por el humano, pues vale recordar que, este año, no hubo presencia del fenómeno de El Niño.

¿Pero qué tanto influenció la actividad humana estas altas temperaturas? Eso fue, precisamente, lo que se dedicó a estudiar un consorcio de meteorólogos y climatólogos del UK Met Office, la Universidad de Oxfordy otras instituciones europeas.

El grupo encontró, por ejemplo, que el calor extremo que se vivió en Francia y Holanda, donde las temperaturas superaron los 40°c, fueron entre 10 y 100 veces más probables por el cambio climático. En Reino Unido, donde se rompió un récord el 25 de junio con 38.7°C, el impacto del humano sobre el clima hizo posible un escenario para que las altas temperaturas fueran entre dos y tres veces más probables.

“Hubo una variación considerable de un lugar a otro, pero en todos los lugares estudiados los científicos dijeron que habría sido 1.5°C a 3°C más frío sin el cambio climático causado por el humano”.

Lo curioso, y quizá desolador, es que estos climas que hoy consideramos extremos no permanezcan mucho tiempo como los históricos más calientes, pues la tendencia es que todo será peor. “No harán historia y nuevos récords se romperán en pocos años”, explicó a The Guardian Friederike Otto, una de las líderes del estudio de la Universidad de Oxford. 

fuente:

Share this post


Translate »