ONU promueve en Brasil un diálogo sobre protección de defensores ambientales

ONU promueve en Brasil un diálogo sobre protección de defensores ambientales

La ONU promovió hoy en Sao Paulo un diálogo con especialistas sobre la importancia que tienen los defensores medioambientales y la necesidad de protegerlos en Brasil, el país del mundo más letal para estos activistas.

En el encuentro participó la representante de ONU Medioambiente en Brasil, Denise Hamú, quien explicó la iniciativa global lanzada, recientemente, por el organismo que tiene por objeto ayudar a los defensores y acercar a la población a la realidad que estos enfrentan por proteger la naturaleza.

“La iniciativa está dentro de la Agenda 2030 y está pensada desde el punto de vista de la sustentabilidad”, indicó Hamú durante la reunión en la capital paulista.

De acuerdo con un informe de la ONG Global Witness, Brasil es el país donde más asesinan defensores ambientales con 57 muertes registradas tan solo en 2017. De ellos, el 80 % perdieron la vida protegiendo las riquezas naturales de la Amazonía.

En todo el mundo hubo 207 muertes en 2017, récord desde que se contabiliza este tipo de crímenes contra defensores de la tierra o los ecosistemas.

Tras Brasil, los países más letales el año pasado fueron Filipinas con 48, Colombia con 24 y México con 15.

Defensor desde hace más de 20 años de los pueblos tradicionales amazónicos, Tarcísio Feitosa, director de la Comisión Pastoral de Tierras, relató las amenazas de muerte a las que ha tenido que hacer frente como activista en el estado de Pará y que incluso le obligaron a mudarse a otra región del país. También condenó la impunidad judicial de aquellos que cometen estos delitos.

(Puede leer: 2017: El año en el que más defensores del medio ambiente fueron asesinados)

El profesor Carlos Joly, uno de los primeros miembros de la Plataforma Intergubernamental Ciencia-Política sobre Biodiversidad y Servicios del Ecosistema, alertó sobre la tremenda pérdida de biodiversidad en los próximos años, si continúa la misma “lógica de consumo” en las sociedades contemporáneas. Igualmente lamentó que el conocimiento sobre este asunto está “muy fragmentado”, lo que obstaculiza la toma de decisiones políticas en la dirección correcta.

“Comprendemos poco y usamos de manera muy poco sostenible nuestros recursos”, comentó Joly.

Por su parte, Tasso Cipriani, abogado especializado en medioambiente, defendió la legislación brasileña en este aspecto y citó algunos artículos específicos de la propia Constitución que visan a proteger los diferentes biomas del país, pero subrayó que existe un “déficit” en su “implementación”.

fuente:

Share this post


Translate »