Las oportunidades para el turismo colombiano llegan en tren

Las oportunidades para el turismo colombiano llegan en tren

La reactivación del Ferrocarril de Antioquia alentará el interés de los viajeros de todo el mundo por la región.

No es necesario conocer profunda y detalladamente el proyecto de reactivación del Ferrocarril de Antioquia para comprender sus beneficios. Tan solo con entender sus generalidades se comprende que esta es una fuerte apuesta para el desarrollo de la región antioqueña desde diversos puntos de vista. Por eso es muy acertada la frase con la que se describe esta iniciativa que impactará la competitividad de Antioquia: “Un proyecto detonante”. Sí, me uno sin dudas a esta denominación para calificar la reactivación y modernización de este ferrocarril, un tren multipropósito para el transporte de carga, residuos y pasajeros.

Quiero centrarme en este último componente: los pasajeros. Por supuesto que el tren beneficiará a los habitantes del Valle de Aburrá, pero desde mi mirada, ‘pasajeros’ significa también turistas. Contar con un medio de transporte adicional a los actuales, que permita cruzar desde Caldas hasta Barbosa de manera más ágil, se convierte en una enorme oportunidad para los desarrollos turísticos existentes.

El Valle de Aburrá cada día orienta más sus esfuerzos a fortalecer su oferta en este campo, porque está claro que “el turismo es el nuevo petróleo”, como lo afirmó recientemente la vicepresidenta de Exportaciones de ProColombia, Juliana Villegas Restrepo. Y el ferrocarril llega como un fuerte impulso que llevará demanda turística a una oferta en pleno crecimiento y con oportunidades importantes.

Las tendencias internacionales muestran cada vez con más claridad que las experiencias diferenciales e integradas son altamente apetecidas por el viajero; y esas son las que ofrecería la nueva ruta turística que abre el ferrocarril.

Si recordamos, por ejemplo, que en el turismo ambiental y ecológico de Caldas se destaca el avistamiento de aves –Colombia es el país del mundo con mayor número de estas especies, cerca de 1.940; Antioquia alberga alrededor de 1.000–, o que hay un gran auge de turismo religioso en Girardota, o de naturaleza en Barbosa, definitivamente podemos decir que contamos con grandes diferenciales y atractivos para los viajeros de todo el mundo.

De otro lado, gracias al ferrocarril podremos ofrecer vivencias integrales porque, si lo pensamos bien, para el viajero no existen fronteras entre la ciudad, el Valle de Aburrá y los demás municipios de Antioquia. El turista que llega a Medellín busca, en gran medida, experiencias de transformación, de naturaleza, de cultura, tradición y gastronomía que logran consolidarse y proyectarse con muchas más opciones. Pero esto solo se conseguirá si logramos unificar la oferta de ciudad-región como una sola. Bienvenido el ferrocarril para hacer realidad este proceso.

fuente:

Share this post


Translate »