El teleférico que sube hasta la Aiguille du Midi se puso de nuevo en marcha este sábado. Se obliga a llevar mascarilla y respetar una serie de normas de distanciamiento social, pero ya se vio en este primer día que la gente en general no hace mucho caso…

Un centenar de personas estaban ya a las 08h. de la mañana de este sábado frente a la terminal de salida del teleférico del Mont Blanc que lleva a l’Aguille du Midi. Volvió a abrir este fin de semana después de muchas semanas inactivo por el cierre decretado a causa de la pandemia del Coronavirus. Ahora los pasajeros deben acceder con mascarilla obligatoria (ya traída desde casa) y guardar distancia con el resto de usuarios. Unas marcas puestas en el suelo ayudan a colocarse. Una cámara térmica mide la temperatura de cada persona para detectar algún posible portados del virus COVID-19.

La Compagnie du Mont-Blanc anunció la reapertura de dos de sus sitios emblemáticos en Chamonix-Mont-Blanc el 16 y 17 de mayo, extensible también del 21 al 24 de mayo. Se ha establecido un sistema en pruebas de “salud y seguridad”, como es el ejemplo de la cantidad de pasajeros por cabina. Ahora solo puede subir 30 personas, cuando normalmente se permite la entrada de hasta 68 usuarios. Cada habitáculo del remonte se desinfectará a la salida de los pasajeros y se ha repartido puntos para lavarse las manos con gel desinfectante.

El perfil de los primeros viajeros es principalmente el de esquiadores de montaña, muchos con sus guías. También hay otros profesionales, así como algún aficionado a la montaña e incluso a las raquetas de nieve. Todos ellos mostraban claramente su alegría de volver a subir hasta los 3.842 metros de altura para practicar su deporte favorito, o al menos uno de los que más aprecian.

Todos ellos tuvieron que comprar primero sus billetes por Internet para evitar todo contacto con el personal, así que se aplicó un descuento de hasta -20%en el “Mont-Blanc Multipass”.

El día parecía que iba a ser nublado, pero tras atravesar un mar de nubes se encontraron con un día radiante y una buena cantidad de nieve virgen. Y en esta ocasión más inmaculada que nunca, ya que desde el pasado 14 de marzo nadie pisaba por allí arriba.

Entre los primeros pasajeros se pudo ver a Leo Siemett, campeón del mundo de Freeride, y a Vivian Bruchez, guía y esquiador vertical. También se pudo ver pasajeros de otros paises que quizás están pasando el confinamiento en Francia, como es el caso de dos turistas italianas.

esqui vertical

La mayoría tiene la intención de bajar la Vallée Blanche, una oportunidad única después que lleve sin tocar desde hace semanas. Rutas en el glaciar, o algo de running de montaña hasta las crestas de Cosmiques entre las actividades que se esperaba entre estos primeros pasajeros.

Mathieu Dechavanne, CEO de Compagnie du Mont-Blanc, explicaba a la agencia AFP que además del teleférico al Aguille du Midi, también han abierto el servicio de tren de la Mer de Glace. Añadió que el sábado finalmente fueron 300 las personas que viajaron en el remonte, pero que es un número muy reducido para lo que suele ser en esta época del año. Con la buena meteorología de estos días y la cantidad de nieve que hay, asegura que fácilmente se hubiera esperado a entre 1.500 a 2.000 personas.

Por su parte el Presidente del Syndicat national des guides de montagne (SNGM) quiere ser optimista. Si e desconfinamiento va bien, se podría relajar también un par de restricciones más, que son las de poder viajar a más de 100 km del domicilio y la del cierre de los refugios.

tren de Mont Blanc
Algunos asientos del tren de Mer de Glace no pueden ser usados para mantener la distancia social

Pese a la reducción de pasajeros por cabina, las personas iban muy juntas y muchos además con tubulares o bufandas en lugar de mascarilla sanitarias:

Mascarilla mont blanc
 

Mascarilla mont blanc
 

Mascarilla mont blanc
 

Algunos se lo pasaron en grande en este primer día de vuelta al esquí:

 

fuente:

 

Share this post


Translate »