Innovación de producto en hoteles fuera de lo común

Innovación de producto en hoteles fuera de lo común

Propuestas disponibles en Booking.com y Hoteles.com

  • El 43% de los viajeros internacionales asegura que este año quiere quedarse en un tipo de alojamiento en el que nunca haya estado
  • Los hoteles de hielo e iglús, perfectamente equipados para soportar sus bajas temperaturas, ofrecen a sus clientes una experiencia sin igual
  • En 2018 las búsquedas de destinos recónditos en Hoteles.com han crecido un 18%, porcentaje que supera el 50% en el caso de Groenlandia

El 43% de los viajeros internacionales asegura que este año quiere quedarse en un tipo de alojamiento en el que nunca haya estado, según una encuesta realizada por Booking.com entre 21.500 personas de 29 países, entre ellos España. Asimismo el 60% afirma que, a la hora de gastar dinero cuando viaje en 2019, piensa darle más prioridad a las experiencias que a lo material. Los hoteles de hielo ofrecen la posibilidad de aunar ambos deseos.

Booking.com ha buscado entre sus más de 20 millones de opciones de alojamiento en más de 143.000 destinos de todo el mundo, para inspirar a los viajeros a disfrutar de una noche en un iglú o en un hotel de hielo en el silencio más absoluto.

Así, el Snow Hotel se encuentra en la Laponia finlandesa y ofrece habitaciones hechas completamente de hielo y nieve. Con una temperatura media de -5°C, las camas están cubiertas con cálidas pieles de cordero y sacos de dormir con interiores de felpa. En este establecimiento también se puede disfrutar de experiencias invernales únicas, como el Snow Castle, una capilla para bodas (Snow Chapel), muchas esculturas con efectos de luces, una galería de piedras preciosas y un programa semanal con diferentes actividades para los clientes.

El Icehotel, escondido entre lagos y colinas del norte de Suecia y ubicado a más de 160 kilómetros del Círculo Polar Ártico, se reconstruye totalmente cada invierno con la nieve y el hielo del cercano río Torne. Su temperatura varía entre -5 y -8°C, y cada una de las habitaciones cuenta con su propia decoración temática y con muebles excavados en el hielo por artistas de todo el mundo. Después de dormir en un saco de dormir térmico, sobre una cama cubierta con pieles de reno, el cliente puede pasar un rato en la sauna, en la bañera calentada a leña o en el baño de hielo. En los alrededores de Jukkasjärvi se pueden practicar actividades de invierno al aire libre, como excursiones en trineo tirado por perros o renos o tours en moto de nieve.

El Sorrisniva Igloo Hotel se encuentra junto al río Alta, en Noruega, y su impresionante estructura de 2.000 metros cuadrados se reconstruye completamente cada año con 250 toneladas de hielo y 7.000 metros cúbicos de nieve. La temperatura interior es de entre -4 y -7 °C, por lo que es recomendable llevar ropa interior térmica, aunque en cada habitación las camas están cubiertas de cuero de reno y sacos de dormir. Los amantes del arte no deben perderse las esculturas de hielo repartidas por todo el alojamiento, mientras que los que sean más de aventuras al aire libre pueden reservar un safari en moto de nieve para explorar los alrededores.

El Hotel de Glace de Saint-Gabriel-De-Valcartier, en Quebec, dispone de tres bares de hielo temáticos, tobogán y capilla de hielo. Foto: Booking.com.

El Hotel de Glace de Saint-Gabriel-De-Valcartier (Quebec), con sus tres bares de hielo temáticos, tobogán y capilla de hielo con capacidad para 70 personas, es un lugar de interés por mérito propio y el único hotel de su género en Norteamérica. Sus habitaciones están a una temperatura de entre -3 y -5°C, pero también cuenta con un parque acuático interior climatizado, así como una zona de relajación de estilo nórdico con spa y sauna al aire libre.

Con vistas al emblemático Mont Blanc, el Blacksheep Village Igloo La Plagne, en Francia, es una buena opción para los que quieran combinar su estancia en el iglú con las pistas de esquí, donde podrán practicar todo tipo de actividades al aire libre. Y para los que dormir en una cueva de nieve no les atraiga demasiado también pueden alojarse en el Hot Igloo y disfrutar al calor de una estufa de leña.

Recomendaciones de Hoteles.com

Conocido como el complejo de las suites heladas y las cabinas de vidrio, el Northern Lights Village en Finlandia es una de las visitas obligadas para aquellos que quieran disfrutar de la nieve este año de una forma distinta, contemplando la aurora boreal y estrellas fugaces.

El Blacksheep Village Igloo La Plagne, en Francia, ofrece estancias en iglús en el entorno de las pistas de esquí de la estación del mismo nombre. Foto: Booking.com.

Igloo Are, en Suecia, es el destino idóneo para el que quiera divertirse con una aventura en familia rodeado de nieve mientras degusta un chocolate caliente y prueba los completos servicios de sus baños termales.

Posiblemente el hotel más remoto del mundo

Al este de Groenlandia se encuentra Ittoqqotoormiit, posiblemente el hotel más remoto del mundo y uno de los difíciles de pronunciar. Situado en una pequeña isla de unos 450 habitantes, en su entorno se puede realizar un paseo en trineo, remar entre icebergs del tamaño del propio hotel e incluso contemplar la aurora boreal.

Y es que Hoteles.com confirma la demanda creciente por los viajes fuera de lo común. Prueba de ello es que en 2018 las búsquedas de destinos recónditos en su web han crecido un 18% con respecto al ejercicio anterior, porcentaje que supera el 50% en el caso de Groenlandia, uno de los destinos emergentes para este año.

El hotel más remoto del mundo, Ittoqqotoormiit, está situado en una pequeña isla de unos 450 habitantes en Groenlandia.

fuente:

Share this post


Translate »