Gallinas ponedoras entre parásitos y restos de animales en descomposición

Gallinas ponedoras entre parásitos y restos de animales en descomposición

Igualdad animal ha denunciado a los propietarios de una granja de Mantua tras investigar las penosas e insalubres condiciones de la explotación

Decenas de miles de gallinas ponedoras sobreviven encerradas en jaulas, infectadas de parásitos, y rodeadas de suciedad y cadáveres de aves y ratones en descomposición; muchas de ellas sin plumas y con las crestas pálidas por la desnutrición. Una investigación de la ONG Igualdad Animal ha descubierto en una granja de Mantua (Italia) unas penosas e insalubres condiciones para los animales, que han denunciado ante los Carabinieri Forestali, el cuerpo encargado de la tutela agroalimentaria y medioambiental en Italia. “Las condiciones de estos animales son de hecho inaceptables para cualquiera, y peligrosas para los consumidores, que tienen derecho a conocer la realidad que hay detrás de estas granjas”, ha señalado Igualdad Animal, una organización volcada en una campaña global para poner fin a las jaulas de gallinas.

En colaboración con el informativo italiano TG2, Igualdad Animal ha desvelado las terribles condiciones de la explotación de Mantua. Las aves y sus huevos estaban plagadas de ácaros rojos. Las imágenes grabadas muestran a las gallinas junto a cadáveres de aves y ratones en descomposición, en jaulas cubiertas de suciedad. Otras han perdido el plumaje y tienen las uñas crecidas o las patas rotas.

Una infestación tan extensa conlleva numerosos riesgos para la salud de los animales, forzados a sufrir la invasión de los parásitos sin ninguna posibilidad de deshacerse de ellos.

Según el veterinario Enrico Moriconi la presencia de parásitos, “puede llevar a la explosión de casos reales de salmonela”, ya que la cáscara del huevo es porosa y las malas condiciones de higiene pueden provocar la entrada de bacterias en los huevos para consumo alimentario.

Además de todo esto, muchos animales estaban atrapados en jaulas sin pavimento, con los cuerpos demacrados sin plumas y las crestas caídas y pálidas debido a la anemia.

En Italia, según los datos de Igualdad Animal, hay alrededor de 42 millones de gallinas que se crían cada año en granjas intensivas, con un porcentaje de gallinas en jaulas que cubren más del 65% del total.

Paralelamente a la investigación, Igualdad Animal ha lanzado una petición dirigida a Assoavi, Unaitalia y al nuevo ministro de Políticas Agrícolas, Gian Marco Centinaio, para poner fin al uso de jaulas, un método cruel rechazado por la mayoría de los consumidores italianos y europeos. “Las jaulas son un sistema de cría que inflige un terrible sufrimiento a los animales. Pedimos que en Italia tomemos nota de esta situación y escuchemos a los numerosos ciudadanos y empresas del sector agroalimentario que ya se han alineado contra esta práctica extremadamente cruel”, indicó Matteo Cupi, director ejecutivo de Igualdad Animal en Italia.

Igualdad Animal es una organización internacional dedicada a la protección de los animales de granja actualmente presente en España, México, Estados Unidos, Alemania, India, Italia, Reino Unido y Brasil. La organización cuenta con más de tres millones de simpatizantes en redes sociales.

fuente:

Share this post


Translate »