El lobby turístico pide que se aplique el convenio colectivo a las camareras de piso para evitar abusos

El lobby turístico pide que se aplique el convenio colectivo a las camareras de piso para evitar abusos

Según Exceltur, en España hay 50.000 Kellys, de las que 6.400 tienen un contrato con un salario más bajo al ser externas

El lobby turístico pide que las condiciones laborales de las camareras de piso (conocidas como Kellys) se ajusten a través de negociación colectiva para evitar abusos. Exceltur, que agrupa a 23 de las empresas líderes del sector, ha asegurado que este colectivo engloba a 50.000 empleados en España el 20% del total de la hostelería de los cuales 6.400 están externalizados y se rigen por convenios de limpieza y no de hostelería. El conjunto de trabajadores de limpieza en hostelería cobra 9,4 euros la hora de media según el INE, sin desglosar a los externalizados. Sin embargo, las Kellys han reivindicado que como externas pueden cobrar hasta 600 euros mensuales menos que los empleados de plantilla por las mismas funciones.

El presidente de Exceltur y consejero delegado de Europcar, José María González, ha defendido la externalización de servicios en la hostelería al tratarse de una práctica “lícita” que puede aportar “deducción de costes” a las compañías, aunque ha argumentado que hay que mejorar las condiciones de dicha práctica. Sin embargo, ha pedido que el conflicto laboral de las Kellys “no empañe la imagen del sector turístico”. “No debemos aceptar que el tema de las camareras de piso contamine y distorsione la imagen del sector que ha sido el gran bastión del empleo en épocas de crisis“, ha afirmado. Exceltur ha presentado este miércoles el estudio sobre el empleo en el sector turístico realizado a partir de datos de organismos oficiales con el objetivo de “arrojar luz sobre la capacidad empleadora del sector y ofrecer un diagnóstico integral del mismo”.

Además, el grupo ha hecho referencia a la temporalidad de los empleos de la actividad turística y ha pedido que en el sector se instauren contratos más flexibles, ya que existe una distribución irregular “mensual, semanal e incluso diaria” de la demanda que “exige flexibilidad en la gestión de los recursos humanos”. “Hay 3,2 veces más demanda hotelera en temporada alta que en baja, aún así, solo hay 1,8 veces menos empleo en temporada baja, lo que muestra que las empresas no gestionan la contratación a los mismos niveles a pesar de la temporalidad del sector“, ha explicado el director de Estudios de Exceltur, Óscar Perelli.

Por ello, en Exceltur consideran crucial avanzar en el impulso de un nuevo marco jurídico laboral “que promueva la flexiseguridad”, integre la capacidad de gestionar la variabilidad de la demanda y la mejora de la productividad. Este aboga por medidas como el mantenimiento del actual marco jurídico derivado de la reforma laboral, (con un control de costes que mejoren la estabilidad en el empleo y el impulso del contrato a tiempo parcial); el estímulo del contrato fijo-discontinuo (como incorporar en los convenios una definición de temporada más flexible) y una mayor implicación gubernamental en la concesión de incentivos que mejoren la estabilidad del empleo (con medidas como la apuesta por la inversión en productos desestacionalizadores, como el turismo de negocios).

El estudio rebate la idea de que los salarios de los trabajadores de las ramas turísticas son bajos. Así, asegura que son superiores a los de otros sectores con el mismo nivel de cualificación y que la retribución media de los empleados de los principales subsectores turísticos (camareros, cocineros, auxiliares de vuelo y agentes de viajes) es de 10,1 euros la hora mientras que en el resto de sectores es de 9,7 euros, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2014en los que se basa Exceltur. Además, insiten en que los trabajadores de menos cualificación cuentan con un salario superior a la media: 9,4 euros hora frente a los 9,1 del resto de actividades económicas.

“El turismo es un sector integrador de los colectivos con mayores dificultades de inserción laboral como jóvenes con menor nivel de estudios o mujeres de mayor edad y bajos niveles de estudios”, ha defendido Perelli. Exceltur asegura que un 89,8% de los trabajadores del sector turístico pertenecen al grupo que exige menor cualificación, solo superado por el sector de la agricultura con un 93,1%. El informe también muestra que la brecha salarial entre hombres y mujeres en las ramas turísticas (hostelería y transporte) es la más baja entre las actividades de mercado de la economía española, con una tasa del 15,8%.

Exceltur pide el esfuerzo de las Pymes

Exceltur pide el esfuerzo de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) para mejorar las condiciones laborales de los empleados del sector. “Hay un predominio de las pymes y las microempresas en el sector, que suponen el 92,2% de media del tejido empresarial”, explica Perelli, que añade que se trata de compañías que tienen mucho margen de mejora en la puesta en marcha de estrategias laborales que apuesten por incrementar la estabilidad en el empleo pese a la irregularidad de la demanda. “Realizamos un llamamiento a los agentes sociales para que asuman su responsabilidad social sobre la base del respeto a los trabajadores, en un entorno competitivo y teniendo en cuenta la situación de las empresas”, ha comentado González.

Por otro lado, Perelli, ha recordado que los ratios de formación, sobre todo en la hostelería, “están por debajo de la media europea”. “Invertir en formación no está siendo desarrollado con la intensidad suficiente, especialmente en los puestos de trabajo “de base” y en las empresas de menor tamaño”, ha argumentado. Exceltur se muestra a favor de la apuesta por la formación y una mayor cualificación de su personal y considera que los retos competitivos del sector en empleo pasan “inexcusablemente” por apostar por una mayor cualificación del personal. Así, abogan por el fomento de la formación como instrumento de capacitación y el impulso de la profesionalización de los recursos humanos en las pymes, con cursos sobre la gestión del capital humano, persiguiendo la economía sumergida y reforzando la promoción de certificados de calidad en las empresas.

fuente:

 

Share this post


Translate »